“Quién mató al ayatolá Kanuni” de Naïri Nahapétian

 He hecho un viaje en el tiempo a Irán, al Irán de antes de Ahmadineyad. No sé si ahora es muy distinto pero da igual. El viaje ha sido placentero y gratificante. Este libro de Naïri Nahapétian, una iraní residente en Francia, ayuda a entender algunas cosas y nos sitúa bien en la ciudad de Teherán, con sus comidas (para mí lo de la descripción de platos en los libros siempre es un plus), sus conversaciones en segundas y en terceras, sutil todo…

La trama está bien pensada para que dé juego para hablar de política, de organización social, de historia, de relaciones amorosas… Habla un poco de todo, que es la mejor manera de mostrar un país.

El protagonista es un iraní, medio persa medio armenio, Narek, que después de crecer en París, visita Irán como periodista free-lance para escribir un reportaje que explique a los franceses la situación previa a las elecciones que ganó Ahmadineyad. Ahí, sin querer, se ve implicado en el asesinato del ayatolá Kanuni junto a una activista de los derechos de las mujeres y un ex-ministro. Además,  Narek intenta conocer la historia de su madre que murió cuando el tenía 4 años.

La novela también sirve para mostrar como viven las clases altas del país y el deseo de los jóvenes de libertad.

Todo ello como sin querer. A veces, hay libros que quieren contar demasiado y te meten historias de tres páginas que no vienen al caso. En este libro ésto no sucede, todo lo que se cuenta de la historia del país o de situaciones anteriores está mostrado pertinentemente, con la longitud adecuada y porque la trama lo requiere. Parece una tontería pero es difícil de conseguir y yo lo valoro mucho.

Los personajes están bien dibujados. Narek es un desubicado que no es francés pero no sabe ser iraní, con las inseguridades personales y sociales propias de los jóvenes emigrados. Leia, la feminista islamista, es una mujer fuerte llena de contradicciones. Mirza, el exministro, es un rico muy rico con una vida sentimental complicada que hace lo que puede por encajar en su vida y en su país.

El final te deja un poco descolocado y no cierra bien todos los temas que la novela abre, pero se lo perdonas porque el camino hasta llegar al final, es interesante.

Es fácil de leer. Tiene muchas palabras en persa pero se comprenden por el contexto y cuando no se comprenden tienes el glosario del final. Ésta es la única dificultad. Por lo demás es un libro que se puede leer todo el año pero que requiere de capacidad de abstracción para poder meterse de lleno en el ambiente de Teherán. Mejor leerlo sin música ni sonidos folclóricos que no sean persas.

Deja un comentario

Archivado bajo Llibres / Libros

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s