Yo leo novela negra

Yo leo novela negra. No sé cuando empecé ni por qué, pero sí sé por qué la sigo leyendo.

Cada vez es más difícil entender el mundo. Yo no superé la fase del porqué de cuando tenemos entre 4 y 6 años. Cuando descubrimos que detrás de las cosas hay motivos y razones las buscamos preguntando porqué a todas horas. Bueno, yo sigo ahí, en esa fase. Sólo que ahora ya no pregunto tanto y leo más.

Leo periódicos, pero ultimamente los periódicos solo hablan del qué, del quién, del cuando, pero cada vez menos del cómo y del porqué, y si no te cuentan el cómo y el porqué de las cosas, es difícil entenderlas de verdad.

También leo libros de los que llaman ensayos pero, igual es por la edad, cada vez me cuesta más llegar al nivel de concentración necesario para leer esa clase de libros.

Evidentemente navego por internet y navego de navegar, de perderme, de ir de acá para allá sin orden ni concierto, dejándome llevar por los enlaces. Y acabo en sitios que no siempre es fácil saber si son honestos o no.

Así que ¿cómo lo hago para conocer los motivos y razones de las cosas que pasan? Pues leyendo novela negra. Porque hay situaciones negras y oscuras que requieren de ese tipo de novelas. Vivimos en un mundo negro: lleno de malos muy malos, de algunos buenos, pocos y heroicos, de millones de desgraciados, de actos que deberían ser considerados crímenes… La mejor forma de analizar y entender todo eso es dentro de una novela negra.

Otra razón por la que leo novela negra es porque me gusta viajar pero no tengo dinero para hacerlo tan lejos y tan a menudo como me gustaría. Los documentales de la tele ayudan, pero no es lo mismo. Lo intenté con libros de viajes, pero la mayoría cuentan un viaje concreto y no me dejan espacio para inventarme el mío, así que no me sirven… ¿Cómo hago para viajar sin salir de casa? De nuevo, la novela negra sirve para esto. Un crimen siempre tiene su escenario. A veces los escenarios se limitan a una habitación, un bosque, un sótano… pero otras veces el escenario de un crimen es una ciudad entera o, aún mejor, un país entero. Así, cuando en una novela negra describen el escenario del crimen, están describiendo la ciudad entera. Y además, normalmente no describen la parte de ciudad más bonita, sino la interesante, esa a la que como turista no irías nunca.

La última razón por la que leo novela negra es porque me gusta la comida. Me gusta verla, comerla, cocinarla… La comida se parece mucho a la alquimia. Mezclando cosas puedes conseguir felicidad, alegría, tristeza, nostalgia, asco, deseo… Saber qué come la gente en los distintos lugares y cómo come da mucha información sobre su cultura y su forma de vivir. En las novelas negras, poco o mucho, siempre sale comida. Normalmente, solo sabes lo que come la policía o el investigador o lo que sea, pero igualmente, sale comida. La que comen o la que les gustaría comer. Si comen sentados durante horas o se comen un bocadillo mientras andan de un lugar a otro…

Así que si sois como yo, seguís en la fase del porqué y no acabáis de encontrar respuestas, os gusta viajar pero no tenéis dinero para hacerlo y os gusta la comida, leed novela negra. Es placentero y muy útil, y encontrar esas dos cualidades en algo es cada vez más difícil.

Y si no sabéis por donde empezar, empezad por aquí y luego leed sus libros.

1 comentario

Archivado bajo Llibres / Libros

Una respuesta a “Yo leo novela negra

  1. Pingback: “Rakdee con dos es” de Jakob Arjouni | Maite Uró

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s