“Las viudas de los jueves” de Claudia Piñeiro

Portada de Las viudas de los jueves de Claudia PiñeiroEn esta novela de Piñeiro no salen policias ni investigadores, porque ésta no es la historia de un crimen sin más, si no un retrato sociológico de la clase alta argentina, la que vive aislada en su mundo particular, en un momento concreto. El desencadenante son unas muertes, sí, y en el desenlace sabemos como han sucedido estas muertes, también. Pero todo lo demás no es la investigación de un crimen, sino otra cosa.

Claudia Piñeiro es argentina. Se dedicó durante mucho tiempo a ser contable hasta que un día vio que ya no quería contar dinero sino historias. Empezó con una novela que presentó al premio La Sonrisa Vertical que convocaba Tusquets, y quedó entre las diez finalistas. Escribe novela negra y también literatura infantil, curiosa combinación.

Las viudas de los jueves es una novela ambientada en un country, un barrio vallado y con seguridad privada en el que viven los ricos en Buenos Aires. Ahí no entra la policia, cuando hay problemas se los resuelven ellos, a su manera. El momento de la novela es el de la crisis argentina de prinicipios del 2000 cuando la economía se desmoronaba y los ricos huían o se quedaban para ser menos ricos.

Las viudas del título son cuatro mujeres que se tienen que buscar la vida los jueves por la noche porque sus maridos se juntan para tener una noche de chicos. Esa noche se quedan solas. Viudas, lo que se dice viudas de verdad, solo va a haber tres. Virginia, la voz narradora principal, no se queda viuda.

El escenario, el country, es el protagonista principal. Nos cuenta como es el barrio, quién y cómo se vive ahí, las normas, las convenciones, los prejuicios… Es un mundo aparte que para el común de los mortales parece irreal, imposible. Pero es. Ese entorno cerrado y vigilado genera relaciones distintas de las que se tienen fuera, amistades peligrosas e interesadas, amistades que no son sino que solo lo parecen.

Los adolescentes que aparecen en la obra, en plena fase vital de encontrar su lugar en el mundo, son un espejo donde se refleja la cerrazón de un mundo así, las limitaciones y constreñimientos que los adultos aceptan pero que ahogan a los que quieren ver que hay más allá. Los adultos aceptaron encerrarse ahí después de ver el mundo, los adolescentes crecieron en un mundo así pero saben que hay otro.

En este mundo las apariencias son lo más importante. Parecer rico, parecer honrado, parecer normal, parecer blanco… Las apariencias son el motivo para casi todo. Elegir los amigos, trabajar o no trabajar, querer más a un hijo que a otro, morir…

Es un muy buen libro, una historia bien contada, con tono y ritmo, en el que los personajes están bien dibujados y son redondos. Nada es lo que parece pero tienes que escarbar mucho para saberlo. Y eso es lo que hace el libro, escarbar para encontrar lo que es.

Me gusta la voz femenina que lo cuenta, donde nada queda desligado de la emoción que se siente, todo siempre mezclado.

No lo leáis si estáis buscando una novela negra clásica o una novela policíaca. No es eso, es otra cosa. Sin clasificarlo, se disfruta más. Éste es un libro para leer de noche, con un gintonic (necesita algo más contundente que vino o cerveza) y jazz, que sea triste.

1 comentario

Archivado bajo Llibres / Libros

Una respuesta a ““Las viudas de los jueves” de Claudia Piñeiro

  1. Pingback: Crónica BCNegra: Crímenes en la alta sociedad. Los ricos también matan | Maite Uró

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s