Crónica BCNegra: La aparente tranquilidad del norte

Aunque algunos descubrieron Escandinavia con Larsson, Escandinavia existía antes y los autores de novela negra y criminal escandinavos también. Con el tirón de Larsson se publicaron más y ahora parecen ser todos “herederos” o “precursores” de Larsson y no es tan fácil.

La segunda charla del martes en BCNegra tuvo como invitados a Jussi Adler-Olsen, Inger Wolf y Gunnar Staalesen, acompañados por los “preguntadores” Carlos Zanón y Lilian Neuman, periodista.

Adler-Olsen se esforzó mucho por ser gracioso y ocurrente y no siempre lo consiguió porque estaba hablando en un idioma que no era el suyo y porque los sentidos del humor varían mucho de un sitio a otro. Claro que como él mismo se reía de sus propios chistes, la concurrencia, muy educada, se reía con él aún sin saber muy bien porqué. Pero que se esforzara demasiado por caer simpático no quiere decir que no se puedan leer sus libros. Alguien que es capaz de inventarse a un personaje como el Assad de su Departamento Q merece ser leído.

Staalesen es un señor mayor con experiencia que supo estar. Elegante y natural dijo lo que tenia que decir para meterse al público en el bolsillo y su mención a Pepe Carvalho como ejemplo de personaje serial causó unos cuantos gestos apreciativos en la audiencia.

Wolf pasó más desapercibida entre los intentos humorísticos de Adler-Olsen y la elegancia de Staalesen así que no tengo una opinión clara sobre ella.

Los tres coincidieron en que el estado de bienestar está en decadencia en sus países aunque no llega a la debacle de los países del sur. También están preocupados por el racismo, sobretodo en las ciudades. Una persona del público le preguntó a Staalesen sobre los atentados de Noruega del pasado verano y sobre si afectaría a los autores nórdicos. Staalesen contó que cuando estalló la bomba en Oslo todo el mundo pensó que tenía que ver con Al Qaeda y que cuando empezó el ataque en Utoya y se dieron cuenta de que el terrorista era un “noruego” todos se sintieron aliviados porque “all hell did not break loose” en Oslo.

Coincidieron también en que la presencia de la naturaleza en sus obras es algo común a todos ellos y que les es difícil situar sus historias en verano. Hay una cierta melancolía en sus inviernos que les ayuda a crear atmósferas. En verano todo brilla demasiado y todos están demasiado contentos. Wolf empezó escribiendo una historia que sucedía en otoño, luego otra que sucedía en invierno y una más en primavera, pero cuando le tocaba escribir la del verano no pudo, demasiada luz.

Hablaron sobre series y sobre porque cuando publican en otros países no se empieza con el primero de la serie sino con el que a los editores les parece más potente. Si funciona, luego publican hacia atrás y hacia adelante. Adler-Olsen, sobre personajes seriales, contó que en su caso empezó por inventar las historias de sus tres personajes principales, Morck, Assad y Rose, que va a ir repartiendo a lo largo de 11 libros (ese es el número que dijo pero intentó que pareciera que era un número al azar). Wolf en cambio empezó a escribir sin saber que seria una serie, pero luego le gustaron sus personajes, Trokic y Kornelius, y siguió con ellos. Staalesen habló de la tradición del género en la que desde el principio se han dado series, las de Agatha Christie, las de Vázquez Montalbán, etc.

Y para acabar una historia de Adler-Olsen que contó como respuesta a la pregunta de si se inspiraban en detectives o policías reales. Resulta que investigando descubrió la existencia de un club de policías retirados. Hace algunos años decidieron que cada uno pondría 2.000 coronas danesas para que sus mujeres pudieran venirse de vacaciones a España cuando ellos murieran, pero se ve que tardan mucho en morirse así que han cambiado de planes, porque ese dinero, que supongo que invirtieron bien, son ahora tres millones de euros y han decidido que se lo quede todo el último que sobreviva. Por eso ahora todos insisten en invitar a puros, o a beber una copa de coñac más a ver si consiguen ser los supervivientes. Para que luego digan que los nórdicos son los más civilizados.

Deja un comentario

Archivado bajo Llibres / Libros

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s