La teoría de la relatividad y lo de Argentina

Me gusta tener razón. Supongo que a todo el mundo le gusta pero creo que yo lo llevo un poco al extremo. En mi favor tengo que decir que con el tiempo he conseguido aceptar que, a veces, no la tengo y también he conseguido disimular mi ansia de tenerla, con lo cual mis relaciones sociales han mejorado bastante.

Querer tener siempre la razón hace que las discusiones sean eternas. No se acaban nunca porque, en realidad, todos queremos tener razón y peleamos y peleamos para que nos la den. Al principio eso de tener discusiones interminables es entretenido pero llega un momento que cansa. Necesitaba encontrar algo que me permitiera dar por acabada una discusión cuando estubiera cansada y descubrí que decir “Todo es relativo” ayuda. No siempre consigues finalizar las discusiones pero seguro que como mínimo reduces la intensidad.

Pero como me gusta tener razón necesitaba saber si realmente todo es relativo. Sabía que eso venía de la teoría de la relatividad de Einstein y quise ir a la fuente para ver si era verdad o no. Soy de letras, muy de letras, así que entender la teoría especial de la relatividad fue más bien difícil hasta que un amigo me dio un libro: Relatividad especial sin fórmulas de Pedro Gómez-Esteban González. Creo que ya comprendo la teoría esta pero no he llegado todavía al nivel de poder explicarla, así que leed el libro. O las entradas relacionadas con esto en su blog.

Y sí, todo es relativo porque todo depende del sistema de referencias que se use para la medición de lo que sea. Podríamos pensar que si todo es relativo entonces nadie puede tener razón pero eso a mi no me sirve. Así que yo creo que como todo es relativo todos podemos tener razón. Solo tenemos que medir cuantas más cosas sea posible utilizando nuestro propio sistema de referencias. Es importante saber que cada uno tiene el suyo y que eso no es ni bueno ni malo, es así y ya está.

Bien, entonces ¿cómo se aplica la teoría de la relatividad a lo de Argentina, YPF, Repsol y todo lo demás? Para comprender qué está pasando necesitamos medir todas las variables y hay muchas. Si solo analizamos las mediciones hechas desde un punto concreto (puede ser una ideología determinada, un país determinado, etc.) nos vamos a quedar a medias. Por desgracia, en los medios convencionales cada vez más se nos ofrecen solo los datos medidos desde un sistema de referencia muy pequeño y limitado y además intentan convencernos de que ése, el suyo, es el único sistema de referencias posible. Y todo es relativo pero eso no. Siempre hay más de un sistema de referencia porque cada cual tiene el suyo.

Vamos a empezar por el principio:

Este documental de Pino Solanas, Tierra sublevada II: Oro negro, cuenta la historia de YPF y de su privatización.

No he encontrado otra película que cuente la historia desde el otro lado. Si alguien tiene alguna para compensar este sistema de referencias concreto que la ponga en los comentarios.

Volvamos al presente y empecemos por los sistemas de referencia de algunos grandes medios que nos quedan cerca (en algunos periódicos han creado una sección donde se encuentran todas las noticias, en otros vais a tener que buscar un poco más):

Y algunos otros sistemas de referencia de por aquí:

Y ahora los sistemas de referencia de más allá:

Y para acabar un artículo para reflexionar, en Frecuencia Urbe: Instrucciones para un intelectual latinoamericano que quiera escribir en El País.

Como cada uno tiene su sistema de referencia las versiones sobre la reapropiación, expropiación, nacionalización… de YPF son infinintos, así que podéis añadir tantos como queráis en los comentarios.

11 comentarios

Archivado bajo General

11 Respuestas a “La teoría de la relatividad y lo de Argentina

  1. JLBS

    Leyes ad-hoc y la tan mencionada seguridad jurídica
    año 2006
    Hace unos días una sorpresa desbarató el panorama energético español: la empresa alemana E.ON lanzaba una Oferta Pública de Adquisición (OPA) a Endesa. Era la segunda OPA que recaía sobre la española, ya que en septiembre de 2005 Gas Natural ya había lanzado una oferta de compra sobre la eléctrica. Precisamente esta oferta, tras un largo periodo de trámites, ya había sido aprobada por el Gobierno.

    Ante este nuevo agente en la operación, el ejecutivo pareció disgustarse ya que días después de la oferta promulgó un Real Decreto y cambió las leyes para que fuera la Comisión Nacional de Energía (CNE) la que decidiera si aprobar o no esta segunda operación.

    http://www.lasemana.es/periodico/noticia.php?cod=14195

  2. frecuEncia uRbe

    ¡Muchas gracias por compartirnos!
    Una pregunta para debatir: ¿están los sistemas de referencia condicionados por una ideología concreta? Ahí se la dejamos.

    • Debatamos, pues!. Yo creo que una ideología es un sistema de referencia. Las ideologías hacen que “veas” unas cosas y otras no, configuran tu visión del mundo y es a partir de esa visión que mides las cosas.

      • Lía R.

        Me sumo al hilo.
        Si un sistema de referencia es una ideología en sí misma y los sistemas de referencia son los mecanismos por los que se producen las opiniones, entonces las opiniones están ideologizadas.
        Por otro lado, los conceptos de bueno, malo, razón o equívoco no creo que sean abstractos sino que funcionan con unas características y no con otras, según las diferentes mediaciones a las que se esté expuesto.

      • Las opiniones son siempre parciales porque las tenemos en función de nuestra forma de ver el mundo que es, a la fuerza, parcial. Vemos el mundo con el filtro que nos da nuestra cultura, nuestras tradiciones, nuestra ideología, nuestra formación, etc. Por eso creo que la realidad no existe sino que se construye a partir de la suma de muchas opiniones distintas.
        Lo bueno, lo malo, la razón, el equívoco y casi todo lo demás lo es o no en función de “donde” estés cuando lo observas. Por eso, casi todo puede ser relativo. Y digo casi porque precisamente porque todo es relativo, que todo lo sea, también es relativo.

  3. Lía R.

    El problema que yo le veo a la relatividad es que se puede convertir en todo vale y tengo carta blanca para hacer lo que sea porque todo es subjetivo.
    A veces tampoco encuentro la línea que separa relatividad e interés (pienso en el caso de cómo se transmiten las noticias).

    • Hay muy pocas cosas que no sean subjetivas. Buscando bien siempre puedes argumentar casi todo. Pero las personas vivimos juntas y para ello hemos establecido unas normas. Y esas normas se establecen en función del número de personas que están de acuerdo con la norma en un momento determinado. Aún así, lo que un dia nos parece bueno o malo después ya no lo es. Pasó con los derechos de los trabajadores, por ejemplo. Al principio no tenían y seguro que mucha gente creía que eso era normal, que era así. Luego alguien pensó que no debería ser normal, que no era bueno, y empezó a hablar de ello y se juntó con otras personas que creían que eso no era bueno, porque habían cambiado su sistema de referencia, y cuando fueron unos cuantos consiguieron que el resto aceptara que los trabajadores deben tener derechos. Así que aunque todo sea relativo, no hay carta blanca porque entre todos ponemos límites, o deberíamos.

  4. iñaki bastarrika

    Asko gustatu zait esaldi hau (M´agradat molt aquesta frase): Por eso, casi todo puede ser relativo. Y digo casi porque precisamente porque todo es relativo, que todo lo sea, también es relativo.

  5. Un sistema de referencia más, el de Hernán Casciari, argentino, escritor y editor de la revista Orsai, aquí: http://editorialorsai.com/blog/post/caretas

  6. Pingback: La ciencia | Maite Uró

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s