“Praga mortal” de Philip Kerr

Me gustan las películas en blanco y negro, de cualquier género, desde las de Fred Astaire hasta las de Chaplin, pasando por las de Humphrey Bogart. Me gustaban ya de pequeña. Bailaba con Fred Astaire y cantaba la Marsellesa en el bar de Rick y me tronchaba de risa en las escenas con trenes de Chaplin o el Gordo y el Flaco.

Cuando leo las novelas de Philip Kerr en las que sale Bernie Gunther, en mi cabeza, las imágenes son en blanco y negro. Y por muchos nazis que aparezcan, torturas, asesinatos y todo lo demás, yo, extrañamente, soy feliz. Leer un libro que se llama Praga mortal, en el que uno de los personajes principales es Reinhard Heyndrich, el  hombre que imaginó lo que sería el holocausto, en el que se tortura y se mata, así porqué sí, y ser feliz, me preocupa, mucho, pero que le vamos a hacer, son cosas del  leer.

1941 Berlín. Bernie está suicida porque ha estado exterminando judíos en Ucrania y se siente culpable. Dicho así suena fatal, lo sé, pero es que Bernie es así. Parco y directo. Luego encuentran el cuerpo de un hombre destrozado después de ser atropellado por un tren pero descubren que antes de ser atropellado había sido apuñalado. Además, una noche Bernie se pone en plan caballero andante a rescatar a una mujer que está siendo atacada por un hombre en una estación de tren. Lo persigue y el tipo es atropellado por un taxi pero consigue escapar igual. En el lugar del ataque, Bernie encuentra una navaja que después descubre podría haber sido usada para apuñalar al hombre destrozado por el tren. Más tarde encontraran al hombre que atacaba a la chica muerto en un parque.

Bernie va a buscar a la chica al bar donde trabaja para ver si encuentra la conexión. Y liga. A mi me parece increíble lo rápido que se ligaba en blanco y negro, pero esa es otra historia. La cosa es que Bernie liga con la chica, que se llama Arianne Tauber, y cuando recibe una invitación obligatoria de Heyndrich para ir a Praga, se la lleva con él.

Bernie está invitado a la fiesta para celebrar que Heyndrich ha sido nombrado gobernador de lo que los alemanes llamaban Bohemia y Moldavia. Unos cuantos nazis y Bernie están en un castillo a las afueras de Praga para celebrarlo cuando matan a uno de los ayudantes de Heyndrich. A Bernie le va a tocar investigar ese asesinato.

Y aquí es donde aparece Agatha Christie. La cosa es que el tipo al que asesinan aparece a medio desvestir en la cama de su habitación, que estaba cerrada por dentro, con dos tiros en el pecho. Un enigma. Pero lo mejor es que Bernie resuelve el caso por que ha leído “El asesinato de Roger Ackroyd” de Agatha Christie.

Hay más, pero ya casi lo descubrís vosotros mismos. Bernie sigue siendo Bernie, un hombre fuerte y honrado que sobrevive, a pesar de todo y lleno de culpa, a base de pequeñas acciones buenas, casi heroicas. Los nazis siguen siendo los nazis, esos tarados mentales, crueles, y retorcidos. Todo es gris y deprimente, horroroso, con destellos de pasión desesperada. Y además aprendes historia, que eso siempre es bueno.

Yo leo a Kerr rodeada de una neblina de humo, porque fumo, y aunque le sienta bien al libro, la neblina de humo, es casi mejor que no os deis al tabaco. Leedlo de noche, eso sí, que también le sienta bien y es menos malo. Y bebed algo bueno y fuerte. Pero no mucho. A sorbitos y lento. Eschuchad jazz clásico con mucho bajo y algo de piano, jazz de ese que parece que se arrastra. Y disfrutad. No hace falta que seáis felices, pero disfrutad.

2 comentarios

Archivado bajo Llibres / Libros

2 Respuestas a ““Praga mortal” de Philip Kerr

  1. Pingback: “Lennox” de Craig Russell | Maite Uró

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s