“Muerte en Hamburgo” de Craig Russell

Muerte en Hamburgo de Craig RussellA veces lees porque tienes que leer. No es que te apetezca particularmente ese libro en concreto, es que necesitas leer lo que sea. Se le llama mono de lectura, que es lo que te pasa cuando eres un adicto. ¿Existe algo como Lectores Anónimos o parecido?

Muerte en Hamburgo no me apetecía especialmente pero tenía que leer y era tarde para ir a la biblioteca. Lo tenía en casa y lo empecé.

Craig Russell es un escocés que ha decidido escribir novelas negras ambientadas en Hamburgo. También tiene una serie ambientada en Glasgow, pero vino después. El protagonista de la serie (hay seis novelas) es Jan Fabel, un medio escocés medio alemán, correcto, honesto, fuerte y legal. Pelín aburrido para mi gusto, a mi me gustan los protagonistas con los que te apetece ir a tomar cervezas y con él no me apetece.

En esta novela los malos son muy malos y los buenos son muy buenos. El equipo de Fabel está formado por dos hombres y dos mujeres: Werner Meyer, Paul Lindemann, Maria Klee y Anna Wolff. Todos son honestos y correctos y fuertes y legales también. Werner parece poder hacer de poli malo si conviene pero en realidad es un tipo bastante normal, que no sabemos exactamente qué pinta tiene. Sí sabemos que pinta tiene Paul. Sabemos que tiene pinta de policía de los años 50, fuera la que fuera la pinta que tenían los policías entonces. Sabemos que es un poco chapado a la antigua y que tiene un aire así protector. María Klee es una mujer elegante. No sabemos más. Anna es la que tiene más historia, es de origen judío, estuvo en el ejército israelí, es pequeñita, y va vestida de cuero con los ojos pintados de negro y los labios de rojo chillón.

El jefe de Fabel es un tipo normal, así que no tiene muchos problemas con él, ni se odian ni nada. Cada uno hace su trabajo y a veces se joden un poco, pero solo lo normal. Todo muy correcto, muy alemán.

Eso sí, los malos son muy malos. Son ucranianos en su mayor parte, pero también hay unos alemanes corruptos y nazis, un medio escocés medio alemán muy guapo, un americano que solo aparece de nombre… Todas las cosas malas que suceden tienen que ver con historia antigua, leyendas, religiones…

También hay mucha información sobre servicios secretos y el sistema policial alemán, páginas y páginas. Y un poco de historia sobre la guerra de Afganistán, la de los rusos en los ochenta, y Chechenia. También aparecen las Brigadas Rojas pero solo un poco.

Fabel recibe correos de un tipo que se hace llamar el Hijo de Sven después de que mujeres hayan sido asesinadas y mutiladas de forma atroz. Un librero amigo y un profesor de historia, que es el padre de una exnovia de Fabel que fue asesinada, ayudan a encarrilar la investigación. Pero si no fuera por un par de golpes de suerte no parece que hubieran podido aclarar el entuerto. La trama es interesante y se sostiene bien. Tiene un ritmo agradable y mantiene la intriga de forma natural, excepto en un pasaje en que se le nota demasiado el truco. También debería haber dosificado mejor algunos elementos de documentación que se hacen un poco pesados, sobre todo porque el traductor ha mantenido los nombres alemanes para las organizaciones y los cargos.

Es evidente que el autor intenta que la ciudad de Hamburgo sea un parte importante de la historia. La describe y la explica, habla de sus edificios y de sus estilos arquitectónicos, del río… Pero no habla de su gente. Habla de la ciudad como habla un turista después de verla. Es simple escenario.

Digna de mención es la historia de amor menos romántica de todas las historias de amor que he leído o visto nunca. Pero no soy experta en historias de amor alemanas. Igual ahí son así, pim pam, ya estamos enamorados. En tres escenas, dos de ellas donde solo se habla de trabajo, el autor enamora a dos personajes. Lo nunca visto.

Es un libro para leer. No es de los que te emociona, o te transporta a otro lugar, o a otra época. Novela negra no es, es más un thriller que otra cosa. Pero se lee bien y de forma agradable. Ideal para el metro o lugares ruidosos. No necesita bebidas alcoholicas para acompañar, una cerveza fresquita a lo sumo.

1 comentario

Archivado bajo Llibres / Libros

Una respuesta a ““Muerte en Hamburgo” de Craig Russell

  1. Pingback: “Lennox” de Craig Russell | Maite Uró

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s