“El hombre que se esfumó” de Maj Sjöwall y Per Wahlöö

El hombre que se esfumó de Sjöwall y WahlööEl hombre esfumado es un periodista sueco que desaparece en un viaje al Budapest comunista, como comido por el telón de acero. El pobre Martin Beck tiene que irse a investigar solo y de incógnito a Hungría. Si verlo en Suecia ya es triste, porque el tipo es aburrido, verlo vagabundear por una de las ciudades más impresionantes de Europa te da ganas de pegarle para que reaccione. Pero no hace falta, reacciona él solo aunque un poco forzado por las circunstancias. “El hombre que se esfumó” parece un libro de espías, pero no lo es, y como en el resto de la serie que ya he leído (podéis leer las reseñas aquí, aquí y aquí) olvidas a menudo que estás leyendo algo escrito hace más de 40 años.

“El hombre que se esfumó” es la única novela traducida que ha ganado el premio Edgar a la mejor novela, concedido por la Asociación de Escritores de Misterio de Estados Unidos. Val McDermid, que escribe el prólogo a la edición que yo he leído, dice al respecto:

Para mí, esto no es particularmente sorprendente. Y les puedo asegurar que, si leen sus libros, acabarán dándome la razón. A mí, y a los demás escritores de serie negra, que somos plenamente conscientes de cuánto le debemos a esta pareja de periodistas suecos, metidos a novelistas.

La novela empieza con una descripción de una habitación. Va describiendo sillas, muebles, cuadros, ventanas… y lo extraordinario es que esa fría descripción es capaz de generar suspense. Yo, que soy de saltarme descripciones porque me aburren, me quedé enganchada, como hipnotizada, que es lo que querían los autores para que cuando aparezca el cadáver el corazón te pegue un saltito pequeño. Este clase de detalles son los que hacen de estos libros lectura obligada.

Beck va a empezar sus vacaciones. Su familia ya está en la isla en la que pasan las vacaciones cada año. Una isla con una sola casa. Beck llega pero como si no llegara porque la relación con su familia es de lo más peculiar, es como si no fuera su familia. No hace ni un día que está ahí cuando un vecino se acerca en barca para decirle que lo han llamado. Es su jefe que necesita que vuelva. Y él vuelve y es entonces cuando le hacen ir al Ministerio de Asuntos Exteriores y le encargan que investigue extraoficialmente la despaparición de un periodista famoso llamado Matsson.

A Beck le han dicho que puede decir que no pero él no sabe decir que no. Así que pasando de las vacaciones con la familía llega a Budapest en misión extraoficial. Y ahí es donde empieza a parecer una novela de espías. Beck siente que le siguen y no sabe si es la policía o los servicios secretos o quién. Todo se hace con sigilo, que no se note. Beck no está solo del todo. Kollberg y Melander le echan una mano desde Suecia. Y al final la policía comunista no es tan mala como la pintan y también contribuye a la resolución del caso.

En esta novela también tenemos a una mujer con un actitud sexual poco común en el centro de la trama. La novedad en este caso es que la ciudad de Budapest está contada casi como si de un libro de viajes se tratara y que exploramos el mundo del periodismo de la época (los autores eran periodistas).

Las primeras 150 páginas todo parece una cosa y en las últimas 100 otra cosa distinta pero todo fluye. Igual que te crees una cosa te crees la otra. Y sigues sorprendiéndote cuando te das cuenta de que el Budapest que aparece ahí no es el de hoy, que los personajes ahora tendrían 80 años o estarían muertos, que los periodistas que aparecen no saben lo que es internet y que la gente se escribe cartas todavía.

El hombre que se esfumó tiene una atmósfera distinta a los otros libros de Sjöwall y Wahlöö que he leído pero es igual de bueno. No puedes dejar de leerlo y para el que quiera aprender a escribir es una fuente de aprendizaje sin fín. A medida que vas leyendo reconoces cosas que has leído en libros que han venido después.

Leed estos libros. Donde queráis y cuando queráis.

 

 

Deja un comentario

Archivado bajo Llibres / Libros

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s