“El coche de bomberos que desapareció” de Maj Sjöwall y Per Wahlöö

El coche de bomberos que desapareció de Sjöwall y WahlööDespués de Thompson “El coche de bomberos” fue un remanso de paz y tranquilidad y también el que más me ha hecho reír de los que llevo leídos de la serie de Martin Beck.

“El coche de bomberos que desapareció” empieza también con una descripción genial. Yo no soy de descripciones, me aburren, pero ésta pareja me tiene loca con las suyas. Las leo y las releo como intentando memorizarlas por si, por una casualidad, aprendo a replicarlas. De ilusión también se vive.

Empezamos el libro con un muerto que como nota de suicidio deja simplemente el nombre de Martin Beck. Nadie sabe por qué. Luego la cosa se complica y todos, incluido el lector, nos olvidamos de él. Y la cosa se complica porque en un seguimiento que le habían encargado al borde de Gunvald Larsson, y que estaba haciendo un poli torpe y joven, el edificio donde vivia el tipo al que seguían explota de repente. Larsson que había ido a pegarle la bronca al poli torpe aprovecha para salvar a unas cuantas personas y convertirse en un héroe.

La investigación sobre el incendio se convierte en una investigación sobre tráfico de coches robados y drogas en la que van apareciendo muertos. La cosa va lenta así que la historia permite conocer mejor a Gunvald Larsson, a Martin Beck, a Ronn, a Melander y a Mansson, que es de Malmö y siempre tiene un palillo en la boca.

En todos los libros de la pareja hay momentos en los que se sonríe porque los personajes són personas bastante especiales y además la voz narradora tiene un punto también bastante cínico. Pero yo creo que en éste es en el que más he sonreido y a veces hasta me he reído. Hay situaciones que son hilarantes. Un momento que a mi me pareció genial es cuando Gunvald tiene que interrogar a una de las supervivientes del incendio, que era prostituta. La chica, mientras le cuenta lo que sucedió antes del incendio y por qué estaba ella allí, va intercalando tantas veces como puede que sus clientes dicen que es muy buena en su trabajo y guapa, dice. A lo que Gunvald, justo antes de irse responde:

– Pues a mí me parece usted bastante fea. Tiene los pechos caídos y ojeras. Su aspecto es enfermizo y miserable. En un par de años estará completamente echada a perder, y tendrà una pinta tan horrible que nadie la querrà tocar ni con pinzas. Adiós.

Y otra es la que deshace el mito de que el sueco y el danés se parecen tanto que se entienden. Mansson, el de Malmö, tiene un amigo poli que trabajó en la aduana de Copenhaguen y se hacen favores mutuamente. Cuando se encuentran, el narrador aprovecha para desmentir lo del sueco y el danés y para ilustrarlo cuenta la historia de la relación entre Hammar, el jefe de Beck, y un criminólogo danés. Se conocieron en un congreso y durante muchos años alardearon de su amistad y de su capacidad de comunicación hasta que un día el danés se fue de visita a casa de Hammar.

Cuando el danés pidió un mapa, Hammar le trajo una fotografía suya y desde ese momento la cosa se fue estropeando poco a poco. S visión del mundo se vino abajo y, tras varias horas transcurridas en una auténtica orgía de ridículos malentendidos, se pasaron al inglés y descubrieron que, en realidad, no se caían nada bien.

Así vas leyendo tranquilamente, entre sonrisa y sonrisa, sin darte cuenta casi de lo geniales que son. Hasta el final, cuando te dan ganas de seguir leyendo, de abrir el siguiente de la serie.

El título del libro tiene que ver con un juguete que se pierde y se encuentra. Y con otro coche de bomberos pero de este no puedo hablar. Al final, como siempre, nada es exactamente lo que parece pero todo encaja, perfectamente.

Leed a Sjöwall y Wahlöö.

Deja un comentario

Archivado bajo Llibres / Libros

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s