“Luto de miel” de Franck Thilliez

Luto de miel de Franck ThilliezNo sé por qué ultimamente el luto, hacerlo bien, sale en mis conversaciones, en los libros que leo, en las películas que veo… Se ha instalado el luto en mi vida. Otras veces me ha pasado que, de repente y sin razón aparente, una palabra, un concepto, se instala en mi vida y me persigue. Aparece por todas partes. En cuanto soy consciente de ello, de su aparición recurrente, sé que voy a empezar un proceso en el que al final sabré algo que no sabía antes.

Este libro va de lutos. De lutos mal hechos. De cuando no gestionas la pena por una perdida adequadamente. Va del dolor profundo e intenso que te corroe por dentro hasta que ya no queda nada de la persona que eras antes. Porque, al final, los lutos, en plural porque en la vida de cualquiera va a haber unos cuantos, hay que hacerlos bien. Hay que hacerlos sabiendo que se están haciendo, sin confundirlos con otras cosas.

Franck Thilliez escribe roto sobre gente rota. No hay otra forma de escribir sobre gente rota. Cuando empiezas a leer esa escritura fragmentaria te descoloca. No sabes muy bien donde estás ni adonde irás ni nada. Por eso, hay que empezar a leer el libro con tiempo, para acostumbrarse. Luego cuando el cuerpo ya se te haya hecho a esa forma de contar puedes dejarlo un rato. Pero si no te das tiempo no vas a entrar en esa prosa, en esa historia.

Franck Sharko, el protagonista, ha perdido a su mujer y a su hija en un accidente de tráfico causado por un tipo al que después se encuentra por la calle y le da una paliza. Está fatal, medicándose y con su mujer y su hija metidas en la cabeza hablándole de lo mucho que le extrañan y de las ganas que tienen de verlo. Cualquiera que haya perdido a alguien sabe que no son ellas hablando si no él hablándose a sí mismo y sintiéndose culpable por estar vivo. Y la culpa es mala de cojones porque te hace hacer cosas que no deberías hacer. Sharko hace un montón de cosas que no debería hacer.

Encuentran a una mujer muerta en una iglesia. La mujer está desnuda, completamente rasurada, y arrodillada. Ha muerto porque le han estallado los órganos por dentro. Encuentran unas mariposas raras que además gritan. A mí me pareció extrañísimo que las mariposas gritaran pero no soy entomóloga ni nada así que dejé a las mariposas gritando y seguí leyendo. Salen un montón de insectos, sobre todo mosquitos, pero también arañas y otros animalejos por el estilo.

Y va muriendo gente. Y Sharko desquiciado por la investigación y por su vida personal. Porque de repente una niña aparece en su casa. Y la niña habla con su hija muerta y, claro, eso no es nada bueno. Y además no duerme ni descansa porque mientras está trabajando en el caso, sin parar, no se le meten en la cabeza su mujer y su hija muertas. Pensar en otra cosa para no pensar en la tristeza, en la soledad.

Así no se hace un luto. Por eso, mientras vas leyendo, sabes que eso va a acabar mal. Pero no sabes cómo. Es evidente que Sharko se está volviendo loco. Él mismo lo ve. Es consciente de estar perdiendo la cabeza y el lector lo ve tan claro como él. Lo que no se sabe es si va a poder recuperar la cordura o no.

En Luto de miel hay acción, hay introspección, hay cosas raras, casi sobrenaturales, hay supersticiones y hay religión. Hay de todo un poco, bastante bien puesto.

“Luto de miel” es la tercera novela de Franck Thilliez pero en España no se han publicado por orden. Algo que las editoriales hacen y que demuestra muy poco respeto por los lectores. Una lástima.

El orden para leer la serie de Franck Sharko, a la que se une también Lucie Henebelle, es (la lista la he sacado del blog Mis detectives favoritos) :

  1. El ángel rojo (Train d’enfer pour Ange rouge, 2004) – Sharko
  2. La Chambre des morts, 2005 – Henebelle
  3. Luto de miel (Deuils de miel, 2006) – Sharko
  4. La Mémoire fantôme, 2007 – Henebelle
  5. El síndrome E (Le Syndrome E, 2010) – ambos
  6. Gataca (Gataca, 2011) – ambos
  7. Atomka (Atomka, 2012) – ambos

Thilliez no es fácil de leer. Las tramas son complicadas, los personajes complejos, la escritura fragmentada… y aún así, tiene un no sé qué. Creo que tiene que escribe distinto. No es que sea el primero con tramas complicadas, personajes complejos y una escritura rota, es que la combinación de todo ello hace que su libro sea suyo y no de otro. Creo que podría distinguir su forma de escribir de la de otros y eso me gusta. Voy a leer más de él a ver qué.

Una vez ya te has hecho a su forma de contar, se puede leer en todas partes, pero si hay mucho barullo te puedes perder algun detalle, es de esos libros en los que pasan muchas cosas. En algunos momentos vas a necesitar tomarte algo fuerte, un poco sangriento es.

Deja un comentario

Archivado bajo Llibres / Libros

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s