“La mujer de verde” de Arnaldur Indridason

La mujer de verde de Arnaldur IdridasonMi ansia por salirme del mundo marketinizado hace que lea a los otros nórdicos. Nórdicos de los que oigo hablar en conversaciones normales de las de tomar un café o beberse un vino. Estoy hasta los mismísimos de que intenten colarme cualquier cosa como novela negra o novela políciaca o novela de misterio o lo que sea que se inventen. Y estoy también hasta los mismísimos de que nórdico o nórdica sea sinónimo de bueno. Así sin más, como si los de ahí arriba fueran siempre los más mejores del mundo mundial y los de aquí abajo unos arrastrados miserables. Menos lobos caperucita.

Lo bueno y lo malo, genéricos como son, están por todas partes, son universales. Así que después de Khadra, del sur miserable, me ido al norte, a un país isla que se arruinó y luego se ha desarruinado. Me he ido a Islandia ese país que no parece país y del que sabemos tan poco de la mano de Arnaldur Indridason.

“La mujer de verde” va de desapariciones y de familias disfuncionales y de violencia de género y de la segunda guerra mundial. Empieza porque un tipo tímido descubre que una bebé está mordisqueando un hueso humano. Cuando lo lees da un poco de asco, pero tiene su sentido del humor así como oscuro y deprimente. Solo conozco a una persona de Islandia, alguien con quién he hablado con cervezas de por medio. Y siempre me pareció que tenía un sentido del humor triste. Te hacía reir pero siempre parecía que se iba a poner a llorar cuando lo hacía. Yo creía que solo él era así pero igual es que el sentido de humor islandés es así, triste. Porque el libro es triste. Hasta cuando no quiere serlo y, a pesar de ello, también tiene sentido del humor, hasta cuando no quiere tenerlo.

El hueso mordisqueado por la bebé les lleva a descubrir un esqueleto enterrado en un solar en construcción. Lleva más o menos 60 años ahí enterrado y van a tardar mucho en saber nada porque se les ocurre ir a buscar a un arquéologo para que lo desentierre y se lo va a tomar con calma, calma de científico.

Mientras, Erlendur, que parece el jefe, Erlinborg, la chica, y Sigurdur Oli, el chico con problemas de compromiso con su chica, van a empezar a investigar para ver si encuentran algo. Y empiezan a investigar por unos arbustos plantados ahí en medio de la nada que les hacen pensar que ahí hubo una casa o algo. Encuentran la casa y de ahí al propietario de la casa y a los que le alquilaron la casa.

Justo al mismo tiempo en que encontraban el esqueleto enterrado, Erlendur recibe una llamada de su hija pidiéndole ayuda. La hija de Erlendur es drogadicta y está embarazada. Y nunca han tenido una buena relación. Erlendur se fue de su casa cuando ella era pequeña y no tuvieron contacto hasta que ella le buscó, pero desde entonces la relación también ha sido complicada. Cuando Erlendur encuentra a su hija, está tirada cerca de un hospital en un charco de sangre. Ha perdido el bebé que esperaba y está en coma. Así que Erlendur va a tener que lidiar con la investigación sobre el esqueleto mientras acompaña a su hija en el coma.

Mientras, nos hablan de lo fácil que es desaparecer en Islandia. La gente se tira al mar y se ahoga, o se va al monte y le cae encima una nevada del copón y se pierden y no les encuentran, o, también podría ser, son asesinados pero con lo de que es fácil desaparecer en Islandia, pues nadie investiga mucho.

Y luego entramos en la cosa más personal e íntima, las famílias. Resumiendo sería algo así como “en todas partes cuecen habas”. Las famílias son las colectividades más complejas y duras de todas las colectividades posibles. Ahí dentro pasa de todo y la mayor parte del tiempo nadie se entera de lo que pasa en realidad. Los hermanos ocultan cosas a sus padres, los padres ocultan cosas a sus hijos, los abuelos no hablan y las abuelas tampoco… hay primos, y primas y lealtades muy poco leales. En las familias, dentro de ellas, se dicen y hacen cosas que si las hicieras fuera te meterían en la carcel, pero como se quedan en “secreto de familia” pues aquí no pasa nada. Y eso es así en Pekín y en Pokón.

A medida que Erlendur y su gente investigan van apareciendo dos posibilidades sobre de quién son los huesos. Pueden ser de una chica bien que desapareció o de alguien desconocido que vivió en la casa que hubo detrás de los arbustos.

El libro tiene dos tramas que se cruzan y que suceden en dos tiempos distintos. En una está la investigación y en la otra la historia de una familia en la que el marido es un monstruo que abusa de su mujer. Se retrata la violencia contra la mujer de una manera brutal y brillante. Comprendes, más allá de los hechos y de los golpes en sí, como se destruye a una mujer. Cual es la historia psicológica que se crea en la cabeza de una mujer para que aguante eso durante tanto tiempo. Y eso, comprender eso, es de vital importancia para todos. Para no dejarnos hacer ni decir según qué cosas, para protegernos, para defendernos, para huir cuando todavía es posible, cuando todavía tienes una brizna de energía y de dignidad.

Hay otras dos tramitas pequeñitas: la de Erlendur con su hija y la de Sigurdur Oli con su pareja. En un caso el proceso tiene que ver con dejar de culparse por la vida y en el otro con hablar claro, con ser honesto con uno mismo y con los demás.

“La mujer de verde” es una novela negra y es buena. Es negra porque te explica Islandia, la de ahora y la de antes. Y es buena porque te asquea, te entristece, te hace reír y también te enseña cosas importantes para vivir.

 

 

3 comentarios

Archivado bajo Llibres / Libros

3 Respuestas a ““La mujer de verde” de Arnaldur Indridason

  1. Uno de mis autores favoritos,

  2. Pingback: “La voz” de Arnaldur Indridason | Maite Uró

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s