“Peste en Breslau” de Marek Krajewski

Peste en Breslau de Marek KrajewskiVí el nombre de Marek Krajewski en un post de no sé quién en Facebook y lo busqué. Es que es polaco y yo no he leído a muchos polacos. Y luego encima resulta que sucede en los años 20 y a mi me gustan las cosas antiguas, viejas y con arrugas. Y luego leí esto y me dieron más ganas de leer… En fín, que he leído a Marek Krajewski y aunque no está nada mal, no voy a buscar los otros cuatro libros que se han publicado en español.

Eberhard Mock es una mezcla de Bernie Gunther de Kerr , John Rebus de Rankin, y William Monk de Anne Perry. A esta combinación le faltaria la querencia que tiene Mock por las prostitutas y los prostíbulos. Pero juntad a esos tres y añadidle lo de las prostitutas y ya tenéis personaje. Y no es que sea un mal personaje, tiene sus cosas interesantes, pero yo no pude evitar compararlo con esos tres y salió perdiendo de todas las comparaciones.

Polonia en los años veinte no es Polonia, es Alemania, pero da igual esto que lo otro en el libro. Y esa es otra cosa que no me gustó. Quizás es porque la informació que tengo sobre ese lugar en esa época es nula pero a mi me faltó más contexto político. La época y el lugar daban para más. Si no vas a utilizarlas como elemento importante entonces que más da escribir el libro en la época actual.

El libro está estructurado a pedacitos. Tiene capítulitos que tienen una fecha, una hora y un lugar al principio. Tu no te fijas, porque no te fijas, y te pierdes. Son como escenas y si no estás al tanto de cuantos días han pasado ni de donde estás, puedes leer un par de páginas antes de saber que no sabes donde estás y tienes que volver atrás y tener que hacer eso en un libro es mala señal.

Además, la trama, que no es díficil, se hace confusa explicada de esa manera. Porque a veces no sabes quien hace qué ni quién es quién.

Y aquí lo que pasa es que tenemos como una especie de club de hombres que se dedica a matar a gente que ellos consideran “la peste” de la sociedad: prostitutas, vagabundos y así. Mock es lo que hoy seria policia antivicio (drogas y prostitución) pero el jefe de investigación criminal lo invita a participar. Mock que acaba de salir de una de sus borracheras mensuales, la jode, y el otro le dice que así no se puede y que nunca va a triunfar en la vida.

Pero Mock, que es así, decide implicarse en la investigación para saber para quién trabajaban las prostitutas, total el conoce a todos los chulos de Breslau… Todo se complica hasta el punto que parece que Mock es el autor del doble asesinato y acaba en la carcel.

En ese momento te dan ganas de dejar el libro, es todo demasiado retorcido y complicado. Pero son solo unas páginas, Krajewski empieza a aclarar las cosas una detrás de otra hasta que acaba cerrando el libro bien: todo atado y bien atado. Y teniendo en cuenta lo mucho que se había retorcido todo, tiene mérito.

No es un mal libro, pero yo lo he leído entre dos Camilleris y eso no ayuda nada. Eberhard Mock, por mucho que a mi me parezca una combinación de otros personajes, es alguien interesante y aunque raro, raro, creíble. La época en la que transcurre el libro es interesante y la Polonia de entonces también. La trama es interesante y se cierra bien. Es un libro que si encuentras de segunda mano o en la biblioteca, puedes leer con cierto gusto. Pero nunca, nunca, lo leáis entre Camilleris, pierde un poco.

Deja un comentario

Archivado bajo General

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s