La felicidad

¡Qué rara cosa, la felicidad! Rara, por escasa, no nos engañemos, y por extraña, eso también. ¿Cómo se sabe si una es feliz? Puede que eso que sientes sea estar contenta y ya está. ¿Estar contenta es lo mismo que ser feliz? Puede que eso que sientes sea estar satisfecha. ¿Estar satisfecha es lo mismo que ser feliz? ¡Vete tu a saber!

Es casi triste no saber cuando una es feliz. Si no fuera porque hoy no me da el cuerpo para estar triste. Hay días así igual que hay días de los otros, de los que pase lo que pase, tu estás triste y de ahí no te saca nadie. Bueno, casi nadie. Los niños, mis niños, que  no son míos si no compartidos, me sacan de lo que sea siempre. A veces, con solo esperarlos, ya me sacan de lo que sea.

Pero hablaba de la felicidad. De no saber exactamente qué es la felicidad. Por que, a ver, ¿la felicidad es un estado, es una fase, es un instante? ¿Se puede ser feliz constantemente? ¿Hace falta ser feliz? ¿Hay que buscarla, la felicidad o es de esas cosas que te encuentras sin querer, cuando menos lo esperas?

Hay veces en que todo va bien, o igual nada va mal que no es exactamente lo mismo, y estoy triste. Hay otras veces en las que todo va mal, o nada va bien que tampoco es exactamente lo mismo, y estoy contenta. Un sinsentido. Mi sinvivir de toda la vida, vaya. La cosa es que esto, vivir, intentar ser feliz, no tiene sentido la mayor parte de las veces.

O sí, y lo que pasa es que no lo vemos. No sabemos leer lo que nos pasa, como si nos pasara en un lenguaje distinto al que hablamos normalmente. Porque la cosa es que en mi vida nunca todo ha ido junto de ninguna manera. Quiero decir, eso de que todo va bien o todo va mal es siempre mentira. Todo no existe, y menos en mi vida. Esto es como lo de las inversiones en bolsa, hay que diversificar. Cuando no haces nada es fácil que todo vaya bien o todo vaya mal. Cuando haces un montón de cosas ya es más difícil que todo vaya de ninguna manera porque el todo es demasiado grande, demasiado diverso.

Cuando tienes cosas que hacer y las haces, piensas en las cosas que haces y no tienes tiempo de estar analizando tu vida. Mientras haces no piensas y he notado que cuanto menos pienso más feliz soy. Y cuando digo feliz, quiero decir una combinació de contenta, tranquila, satisfecha.

Ayer, llegué a casa feliz. Me pasé la mañana hablando con semidesconocidos sobre política. No estaba pensando en mí. Estaba pensando en mis vecinos y vecinas, en mi ciudad, en el mundo, en como deberían ser las cosas, en qué puedo hacer yo para que las cosas sean más bonitas, más fáciles, más justas…

El viernes también llegué a casa feliz, porque acompañé a una mujer mientras lloraba porque yo no podía ayudarla a solucionar su problema. Es verdad que no pude ayudarla, pero también es verdad que esa mujer, ese día, no lloró sola. Lloramos las dos.

Hoy estoy feliz, porque espero a mis sobrinos y he tenido que limpiar la casa, ir a comprar comida, hacer camas… en lugar de ir a tomar un café mientras leía el periódico en la plaza.

Cada vez que llego a mis clases de inglés soy feliz porque mis alumnos, dispersos y revoltosos que son, requieren de toda mi atención y de mi capacidad mental. Unos necesitan saber que son geniales, otros necesitan que les recuerde que son listos, otros necesitan que les diga que está bien que se vayan a las nubes pero que deben volver de vez en cuando… Mientras hago todo eso, no puedo pensar en otra cosa que no sean ellos, y eso me hace feliz.

Llegados a este punto yo sé que tengo suerte porque no tengo que preocuparme por qué voy a comer, o cómo voy a pagar la luz o el alquiler. Yo sé que hay gente para la que ser feliz es extremadamente más difícil que para mí. Por eso mismo creo que, yo que lo tengo fácil, tengo la obligación moral de hacer lo que hay que hacer para ser tan feliz como pueda. Y para mi, ser feliz tiene mucho que ver con hacer cosas para que más gente pueda ser más feliz, sea lo que sea eso de ser feliz.

Deja un comentario

Archivado bajo General

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s