El seductor

El seductorHay tipos que no hace falta que hablen, se muevan, ni nada. Hay tipos que están ahí y tienes que mirarles. Hay tipos que con solo mirarte hacen que te sientas el centro del universo. Hay tipos que cuando te hablan, aunque sea para pedirte la hora, hacen que te tiemblen las piernas.

Lo peor de todo es que no lo hacen para conseguir nada, son así. No lo pueden evitar. Yo creo que alguno debe haber que preferiría no causar estragos a su paso. Alguno habrá que sea buena persona y sienta que producir eso en las personas sea demasiada responsabilidad. Porque un tipo de estos te puede pedir cualquier cosa que tu vas a decir que sí.

Yo conozco a un tipo así. Es enervante*. Soy de esa clase de personas que necesita una cierta sensación de estar en control y cada vez que interactúo con él, aunque solo sea por compartir el mismo espacio, me tengo que esforzar muy mucho por parecer una persona normal.

Al principio, se me ponía esa sonrisa medio estúpida en la cara, de cuando tu cerebro ha dimitido de sus funciones y la parte química de tu cuerpo te gobierna. Ahora, después de mucho entrenamiento, consigo que esa sonrisa sea tan, tan sutil que espero que nadie la note. Mi cerebro ya no dimite de todas sus funciones, mantiene alguna de las esenciales. Y aún así, me parezco estúpida a mi misma. Claro que él solo conoce la versión estúpida de mí misma, así que puede que no sepa que mi estupidez es sobrevenida y es por su culpa.

Durante un tiempo, a parte de estúpida, me sentía ridícula por “dejar” que el tipo este me afectara de esa manera, pero el otro día vino mi hermana a decirme que le pasa lo mismo. Y ahora que somos dos me sigo sintiendo estúpida pero mucho menos ridícula.

Así que ahora que sé que no soy yo, que es él, he decidido observarle atentamente a ver si entiendo como funciona esto de la seducción.

Lo primero que hay que hacer para observar atentamente a un seductor es observarle a distancia porque si te acercas mucho empiezas a notar los efectos y tu cerebro no funciona. Me he pasado semanas intentando encontrar la distancia justa que me permita observar los detalles sin que me afecte su simple existencia. Son entre 10 y 15 metros dependiendo de la luna que haya. Cuanto más cerca de la luna llena, más cerca de los 15 metros tengo que estar.

Después de unos cuantos días de observación ya sé qué pasa. Lo que pasa es que el está ahí, sin hacer nada. Normalmente mira al infinito. No mira a nada ni nadie en concreto. A veces está mirando su móvil pero yo creo que lo hace como quien mira al infinito. Aunque a veces lo veo solo por el mundo, nunca lo está demasiado tiempo. Él no se mueve de donde está y poco a poco la gente se le acerca y se quedan ahí con él. De pie, sentados, moviéndose… pero ahí. No es especialmente hablador. Habla, pero un poco menos que la media. Cuando hablan los otros, les mira fijamente.

Siempre te mira fijamente cuando le hablas y eso es horroroso. En realidad, lo horroroso es que deje de mirarte. Que te mire de esa manera en la que mira él es tan, tan, pero tan agradable, que cuando deja de mirarte se te rompe un pedazo de alma. En serio. Puedes oír el catacrack de tu alma rompiéndose. Así que todo el mundo habla por los codos cuando está con él, para evitar el momento en que deja de mirarte y se te rompe un pedazo de alma.

Otra cosa que he observado es que nunca está serio del todo. Su cara neutra tiene una sonrisa, mínima, pero sonrisa al fin y al cabo. Y como siempre sonríe sus ojos siempre están un poquito cerrados. El efecto de esos ojos un poquito, solo un poquito, cerrados, es que tu sientes que te observa con intensidad. Y la intensidad es mala, muy mala, mala de cojones.

Si su sonrisa mínima ya es lo mejor del mundo, su sonrisa de verdad es indescriptible. No hay palabras para eso. Es el subidón más grande del mundo. Es como si te desbordaras de felicidad. No explotas porque no es de golpe. Es más un proceso, dura un tiempo, más allá del tiempo que dura su sonrisa de verdad. Tu puedes tener el peor día del mundo mundial que si él te sonríe, el mundo se convierte en un lugar maravilloso. La gente lo busca porque con su mirada y su sonrisa consigue hacerte extraordinariamente feliz y últimamente ser extraordinariamente feliz es dolorosamente complicado.

No sé si él es consciente de ser como una ONG con patas. Creo que no y creo que ahí es donde radica precisamente su poder. Sabes que en eso que hace no hay impostura, no hay esfuerzo, no hay motivación. Como los árboles, las plantas, los ríos… él solo es. Y ya está.

Dicen que estar en contacto con la naturaleza ayuda a rebajar los niveles de estrés. Estar cerca del tipo este te deja como si hubieras estado haciendo una clase de yoga, taichi y meditación todo a la vez. Después de media hora con él eres blandi blub toda tu. Y eso sin tocarte. Me da miedo pensar qué pasará si un día me toca. Igual, desaparezco. Me sublimo** o algo.

No creo que vaya a aprender nunca como se hace lo que hace él. No sé ni si quiero aprenderlo. Pero observarle es tan gratificante que ya casi que me da igual. Lo observo por observar, sin más. El rato ese en que lo miro es de los mejores del día, siempre. Además creo que si algún día llegara a saber como lo hace perdería el misterio y perder el misterio es casi lo peor que te puede pasar en la vida.

*Enervante significa “que debilita o quita las fuerzas” y al mismo tiempo “que excita los nervios o pone nervioso”. Yo creía que solo era lo segundo pero creo que en este caso concreto las dos acepciones son ideales. Creo, además, que en el caso que nos ocupa, el tipo en cuestión es capaz de causar las dos cosas, por contradictorio que parezca, a la vez.

**Yo creía que sublimar solo significaba “pasar directamente del estado sólido al de vapor” pero resulta que también significa “ engrandecer, exaltar, ensalzar o poner en altura.” En este caso, también, ambas dos acepciones son pertinentes.

4 comentarios

Archivado bajo General

4 Respuestas a “El seductor

  1. Antracita

    M’ha agradat molt apreciada Maite.
    Mentre llegia et podia notar l’energia del moment de creació. Com et bullia la ment, com se’t dibuixava un somriure enginyós a la cara ( molt diferent del que tu parles a l’entrada). En definitiva, una actuació en directe,oi?
    Et proposo un repte.
    Hi has abocat molta energia aquí. El repte és….creus que et queda energia per fer un altre article sobre la mateixa persona sense repetir-te? I sobretot sobretot…amb la mateixa energia? Amb el mateix rock and roll??

    Tot teu 😉

    • No sé, no sé… De moment només li he trobat aquesta cara al personatge. Si n’he de parlar més n’hi hauré de trobar una altra i potser és un personatge pla… Potser només és això i res més. Si li trobo una altra cara interessant, t’aviso😉

      Gràcies per llegir-me!

  2. Dantra

    És tan interessant el procés creatiu com el resultat final, no trobes?.
    Quan acabes, et sents buit, que ho has donat tot sobre aquella idea. Ser escriptor ha de ser dificilíssim. El repte és tornar a aquell buit i tornar-lo a treballar. Poder-hi tornar a treballar amb la mateixa informació que tens. Crec que això és l’ofici. Sinó, ets una assessina d’idees. Novament….aquí tens un repte😛
    El blog l’he descobert avui. He estat llegint diferents entrades. M’agrada. Els temes, i la música de la teva prosa.

    • Això d’assassina d’idees fa yuyu. Jo si de cas exorciso idees. Les tinc al cap i quan em canso que hi siguin les escric per treure-me-les de sobre. I sentir-me buida té el seu què, tens més espai per que surtin coses🙂

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s